lunes, 15 de junio de 2009

El Gobierno nacionalizó en cinco meses a más de 14.000 hijos y nietos de emigrantes gallegos


De mantenerse el ritmo de solicitudes, la cifra de beneficiarios en España rondará los 350.000


R. PRIETO | A CORUÑA R. P. | A CORUÑA No hubo la avalancha temida tras la última reforma de la nacionalidad. Pese a las largas colas que se formaron los primeros días a las puertas de los consulados y embajadas de España, el balance de los primeros cinco meses de la conocida como ley de nietos está muy alejado de las previsiones del Gobierno central. Entre enero y mayo, un total de 67.143 hijos y nietos de emigrantes españoles presentaron su solicitud para acogerse a la modificación de la nacionalidad, que entró en vigor el 29 de diciembre de 2008 por un periodo de dos años, prorrogable uno más si así lo acuerda el Consejo de Ministros. Hasta el momento, ya han sido inscritos como españoles 35.487 descendientes de emigrantes. De ellos, el 40% -unos 14.000-, según cálculos de la asociación Hijos y Nietos de Españoles son de origen gallego.

Los nuevos españoles serán mayoritariamente de Latinoamérica, sobre todo de Argentina, Cuba, Venezuela y Uruguay. En estos cinco países reside el 75% de los emigrantes gallegos.

De mantenerse el ritmo de solicitudes de estos primeros cinco meses hasta finales del próximo año, los expedientes tramitados rondarán las 350.000. Es decir, 150.000 menos que los 500.000 posibles beneficiarios -unos 1300.000 gallegos- que estimó la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, tras la aprobación por el Consejo de Ministros de la disposición adicional séptima de la ley de memoria histórica.

Los colectivos de hijos y nietos de emigrantes y el propio Gobierno asume que esta nueva reforma de la nacionalidad no beneficiará a todos los descendientes de emigrantes. En torno a un 80% de los hijos y nietos de emigrantes, según estimaciones del PSOE y de la asociación Hijos y Nietos de Españoles, se podrán acoger a esta modificación legislativa. En esta reforma, quedarán excluidos los descendientes de emigrantes cuyo abuelo abandonase España antes de 1936 y después de 1955 y tuviese que haber renunciado a la nacionalidad española. Una situación que margina a los hijos y nietos de las mujeres de origen español, ya que al casarse perdía automáticamente la nacionalidad y adquiría la del marido.

La última reforma en materia de nacionalidad la acometió el Gobierno de Aznar en el año 2002. Esa modificación hizo extensivo el pasaporte a los hijos de emigrantes sin la exigencia de residir un año en España, según recogía entonces la ley de extranjería. Con la reforma del pasado mes de diciembre, los nietos también pueden nacionalizarse sin la exigencia de residir un año en el país de origen de sus abuelos. Un requisito que les equiparaba a los ciudadanos extranjeros y que, por tanto, les obligaba a encontrar trabajo en los tres meses de duración del visado de turista si querían permanecer por un año en el país para optar a la nacionalidad española.

La disposición adicional séptima de la ley de memoria histórica habla de dos grupos de beneficiarios. El primero incluye a personas cuyo padre o o madre hubiese sido originariamente español. En este caso, según recoge el real decreto, se beneficiarán "los nietos de emigrantes cuyos hijos ya nacieron en el extranjero, siempre que el hijo (del emigrante) naciera antes de la pérdida de la nacionalidad del emigrante". En el segundo apartado, están los nietos de quienes tuvieron que renunciar a la nacionalidad, de forma que aunque el abuelo no se la transmitiera al hijo, las terceras generaciones puedan optar a ella. Pero para estos supuestos hay una limitación: sólo afecta a aquellos casos en los que el emigrante saliera del país entre 1936 y 1955. Eso supone que no se verán beneficiados por la ley los nietos de abuelo varón que emigraran antes de 1936 o después de 1955 y que perdieran el pasaporte por tener que nacionalizarse en otro país. Del mismo modo, tampoco se podrán acoger a esta reforma los nietos de abuela emigrante, ya que al casarse en el extranjero con ciudadanos de otras nacionalidades, la mujer perdía la nacionalidad y adquiría la del marido.

En total, serán unos 30.000 hijos y nietos de gallegos en el exterior los que no podrán nacionalizarse con esta nueva reforma.

http://www.laopinioncoruna.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009061500_4_295770__Galicia-Gobierno-nacionalizo-cinco-meses-14000-hijos-nietos-emigrantes-gallegos

5 comentarios:

Elisabeth dijo...

Há alguma previsão de a lei ser modificada para atender aos netos/netas de "abuela" espanhola?

Agradeço a informação

Elisabeth Rodrigues

neto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Daniel Barreiro dijo...

Estimada Elizabeth:
Honestamente no existe al día de hoy una respuesta positiva a tu demanda, pero no dudes que la misma seguirá viva, en la medida que continuemos involucrados para que esta injusticia sea resuelta. Desde HyNE lucharemos para que esto se produzca en esta legislatura.
Daniel Barreiro

Daniel Barreiro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel Barreiro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.