viernes, 15 de enero de 2010

Las dos caras de la reforma

Gabriel Gómez, nieto de ourensanos, logró la nacionalidad en enero pasado. A Marcela Kru, la ley la excluye por ser nieta de mujer


R. PRIETO | A CORUÑA Son las gran olvidadas de la última reforma de la nacionalidad. Las miles de abuelas que décadas atrás huyeron de la hambruna han sido discriminadas en la ley de memoria histórica, ya que no recoge los casos de las mujeres que perdieron la ciudadanía por el simple hecho de haberse casado con ciudadanos extranjeros. Sus hijos y nietos han quedado excluidos de la reforma que el pasado mes de diciembre cumplió un año. Es el caso de Marcela Kru, nieta de una vecina de Tui emigrada a Argentina en 1927. "El deseo de obtener la nacionalidad española tiene que ver con mi deseo de ser española, de ser una hija reconocida. Me mueve sólo lo afectivo. No busco nada especial ni deseo emigrar, pero siento que esa tierra también es mi tierra", asegura Marcela desde la otra orilla del Atlántico.

Juan Gabriel Gómez es la otra cara de la nacionalidad. Él sí logro el pasaporte español. Ser nieto de varón le permite la ciudadanía a la que miles de descendientes de mujeres emigrantes han sido vetadas en esta última modificación legislativa. El 12 de enero del año pasado, el Consulado de Buenos Aires dio el visto bueno a su expediente. "No hace falta un documento que diga cuáles son mis raíces, pero era una necesidad personal de hacer reconocer y que no se olvide el sacrificio de los emigrantes españoles en una época complicada para España", asegura Gabriel, de 32 años y descendiente de emigrantes ourensanos.

La abuela de Marcela nació en una aldea a las afueras de Tui en 1905. María Luisa se casó muy joven y tuvo dos hijos. Pero al poco tiempo enviudó y decidió hacer las maletas y poner rumbo a Argentina. "Aquí se casó con mi abuelo y tuvieron dos hijos, uno de ellos, mi madre", relata Marcela. A más de 7.000 kilómetros de Galicia, su abuela nunca olvidó sus raíces. "Ella siempre nos hablaba sobre su tierra, sus amigos, su familia. Ella -recuerda- había sido una niña muy traviesa y sus historias eran divertidas. Crecí escuchando miles de anécdotas. Conocí los montes, los caminos, las piedras, los árboles y todos personajes que la acompañaron en sus primeros años de vida".

Marcela no sólo conoció los montes y los caminos de Galicia a través de las viejas historias de su abuela. Su mejor regalo de Reyes llegó en 1979. El 6 de enero, Marcela llegó a Galicia para conocer a sus tíos y primos. "Fue una alegría inmensa conocer a mi familia. Fue una etapa muy feliz. Fue como llegar a casa. No lo puedo explicar con palabras? La sensación de conocer todo lo que me rodeaba", recuerda Marcela sus dos años de estancia en una pequeña aldea situada a 3 kilómetros de Tui.

En sus planes no estaba regresar a Argentina ya que a los seis meses de haberse asentado en Galicia, su madre y su abuela también viajaron a Tui. Pero a su madre le costó adaptarse. "Ella extrañaba mucho", comenta Marcela, que se sintió en la obligación de volver a hacer las maletas. "La vida siguió su curso, pero siempre llevé a España en mi alma. Jamás he podido olvidar todas mis vivencias, mis momentos y mis paisajes", asegura. Ahora sólo espera que en la prórroga de la reforma, la nacionalidad se amplíe a los nietos de mujeres emigrantes. "No me parece justo que no podamos acceder como los nietos de abuelo. Espero que podamos tener las mismas posibilidades", concluye.

Hace justo un año, Gabriel Gómez logró la nacionalidad española. Sus bisabuelos, Juan y Dorinda, y su abuelo Fernando emigraron desde Carballeda de Avia (Ourense) a Argentina en 1911 "en busca de una vida mejor". "Nunca regresaron a España. Yo tampoco viajé a Galicia y siempre dije que iría siendo español. Ya lo soy, así que cuando la situación lo permita, estaré subido al avión. El valor está en ir como español y no como turista argentino", asegura.

Gabriel celebra que el Gobierno abriera la nacionalidad a los miles de hijos y nietos que quedaron excluidos de la reforma del Código Civil del año 2002, pero al mismo tiempo cuestiona que haya dejado fuera a los nietos de mujeres emigrantes. "Es lamentable que una ley pueda decir que una persona es más nieto o más español que otro cuando ambos están en la misma situación filiatoria. ¿Cuál es la diferencia de ser nieto de abuela o de abuelo?", pregunta Gabriel al Ejecutivo.



La Opinión de la Coruña / Faro de Vigo

8 comentarios:

marta dijo...

Cuál es la diferencia de ser nieto de abuela o de abuelo?"
Cuál es la diferencia de las mujeres en el exilio que han perdido la nacionalidad de los que nunca perdió?
Mi madre nació en 1936.saliu de España en 1951(la ley considera un exiliado). pero por haberse casado en 1955 no se pierde la nacionalidad española e sus nietos no pueden optar por la nacionalidad española
por favor me ayude a ver la lógica de la ley!

Daniel Barreiro dijo...

Marta, tu caso creo que sería así:
1- Tu puedes adquirir la nacionalidad por opción, y pasarla a origen por anexo 3.
Tus hijos ( los nietos )si son menores de edad son españoles sin más, si son mayores, podrían acceder por anexo 2 por ser nietos de una mujer exiliada.
Como cada caso es particular, te sugiero que lo envíes a nuestro foro, con la fecha exacta del casamiento de tu madre ( en Brasil? )
Puedes escribir en português, porque hay un panel propio de HyNE Brasil.

Nuestro foro es:

www.hyne.com.ar

Daniel Barreiro dijo...

Marta, tu caso creo que sería así:
1- Tu puedes adquirir la nacionalidad por opción, y pasarla a origen por anexo 3.
Tus hijos ( los nietos )si son menores de edad son españoles sin más, si son mayores, podrían acceder por anexo 2 por ser nietos de una mujer exiliada.
Como cada caso es particular, te sugiero que lo envíes a nuestro foro, con la fecha exacta del casamiento de tu madre ( en Brasil? )
Puedes escribir en português, porque hay un panel propio de HyNE Brasil.

Nuestro foro es:

www.hyne.com.ar

marta dijo...

Daniel en mi caso sucedió como usted ha dicho, hasta los nietos menores de edad. pero cuando mis dos hijas mayores estaban jugando en el consulado de Sao Paulo tuvo la desagradable sorpresa.
de acuerdo con el consulado hasta agosto del año 1954 una mujer perdía su nacionalidad por casarse. para que mi madre se casó marzo 1955 por lo que nunca perdió su ciudadania español y para que sus nietos no tiene el derecho a elegir, como la ley favorece a los exiliados que perdieron o tuvieron que renunciar a la ciudadanía. Dios me guíe! Vivo 3 años en Europa con mis hijos, que ya tiene la documentación de español, pero me aparte de mis hijas mayores por una ley que con seguridad hasta los políticos no muy anticipar esta brecha.

marta dijo...

*** Pero podría darse el caso que alguna mujer española haya contraído matrimonio con un extranjero luego del 5 de agosto de 1954 y no haya efectivamente adquirido la nacionalidad de su esposo o del nuevo país y por lo tanto no pueda demostrar que perdió la nacionalidad española. En este caso, por lo menos en base a la letra fría de la disposición, sus nietos no podrán optar pues no son nietos de española “que haya perdido la nacionalidad por causa del exilio”, como menciona la ley.

Seguramente de darse algún caso de este tipo, se aclarará el tema por parte del Ministerio de Justicia o se ampliarán las instrucciones. O alguien apelará la decisión del cónsul y se expedirá la DGRN al respecto....un año más tarde.****

http://hyne.com.ar/legales/instructivo

Cesar dijo...

Buenas tardes,

En mi caso sucede algo que a muchos imagino hoy indigna, es el de ser nieto de ABUELA, quien salio a causa del exilio y solo por no haber perdido su apreciada nacionalidad hoy me niegan la posibilidad de ser un español.

Considero que se deberia tomar en cuenta estos casos, ya que en aquellos tiempos pocas son las abuelas que tuvieron que trabajar al llegar a nuestro pais, en su mayoria venian con sus maridos quienes se ocuparon de la parte laboral mientras que las abuelas criaban a nuestros padres...

Es indignante que te digan en el consulado, luego de presentar toda la documentacion que NO optas!

katialpz dijo...

Gracias por este maravilloso blog. Recientemente obtuve mi ciudadania Espanola por tener abuelo espanol y acogerme a la ley de opcion. Cuando someti los documentos en el Octubre del 2009 mi hijo mayor tenia aun 17 anos por lo que me dijeron que el tambien la puede obtener. Ahora bien. Hoy tiene 19 anos y me dicen que entre los 14 y los 17 anos los hijos tienen que firmar un documento en el que renuncian a la nacionad Americana (es nacido en los Estados Unidos) para obtener la Espanola. Eso no deja muy contento a mi hijo porque el quisiera tener la doble nacionalidad pero firmar ese documento le tiene desalentado. Es verdad que el pierde su nacionalidad Estado Unidense si se acoge a la ley de opcion? Me dijero tambien que no existe renuncia a la nacionalidad aqui en los Estados Unidos cuando uno es nacido y no nacionalizado. Gracias

Daniel Barreiro dijo...

Estimada Katialpz, lamentablemente no podría informarte sobre leyes estadounidenses ni de sus requisitos, aunque desde la mayoria de edad, los hijos tienen dos años para optar a la nacionalidad. El tiempo se acorta ....
Te sugiero que te asesores con gente de allá, consultes a la gente del CRE ( Consejo de residentes españoles )bUSCA ALGUN CENTRO Español. Saludos Daniel Barreiro