lunes, 20 de abril de 2009

La crisis frena las solicitudes de nacionalidad de nietos de españoles

La crisis frena las solicitudes de nacionalidad de nietos de españoles
Desde diciembre del 2008, solo un total de 6.511 personas han presentado peticiones en el extranjero

A partir de la entrada en vigor del decreto que lo permite, el número de expedientes tramitados ha descendido

La prevista avalancha de nacionalizaciones de nietos de españoles propiciada por la nueva Ley de Memoria Histórica está muy lejos de producirse. Las cifras que maneja el Ministerio de Justicia sobre el número de extranjeros que han solicitado obtener la nacionalidad española a través del procedimiento establecido en la disposición adicional séptima de dicho texto legal indican que, de momento, el interés por hacerse español por esa vía es bastante moderado.
La norma que permite adquirir la nacionalidad a los hijos y nietos de españoles que la perdieron por causa del exilio o la Guerra Civil entró en vigor en diciembre del 2008. Desde esa fecha y hasta los primeros días de abril, solo un total de 6.511 solicitudes han sido aceptadas en las diferentes embajadas y consulados españoles en el extranjero. La puesta en marcha de esta ley fue anunciada desde mucho antes, por lo que ya en la primera oleada de diciembre del 2008 se registraron un total de 1.467 solicitudes. En enero del 2009 el número de peticiones fue de 2.281, cifra que descendió a 1.548 en febrero y a 1.167 en marzo. En los tres primeros días de abril se habían registrado otras 48 solicitudes.
A pesar de las colas que se formaron en las diferentes embajadas y consulados antes incluso de la entrada en vigor de la ley, las cifras finales están muy lejos de los más de 500.000 personas que, según las primeras estimaciones del Gobierno, podrían acabar pidiendo la nacionalidad española a través de esta vía.
Aunque el Ministerio de Justicia no facilita la procedencia de las peticiones en su información ni tampoco el origen geográfico en España de los abuelos, se sabe que la mayor parte de ellas provienen de países como Argentina, Cuba y Venezuela y que son fruto de la emigración de personas originarias de Galicia.
Los números de los tres primeros meses resultan significativos, habida cuenta de que la posibilidad de obtener la nacionalidad por esta vía no es ilimitada. La ley prevé que se aplique solo durante los dos años siguientes a su entrada en vigor, prorrogables un único año más. Es decir, que a partir de diciembre del 2011 los nietos de españoles ya no podrán obtener la nacionalidad.
Evolución a la baja
A pesar de esta circunstancia, la evolución de los expedientes admitidos y pendientes de estudio para su aprobación indica sin embargo que este interés ha ido decayendo desde enero. La explicación más razonable para este hecho es que la grave la crisis económica internacional, que está afectando de manera muy especial a España, ha hecho que decaiga el interés por obtener la nacionalidad. El objetivo principal de la mayoría de las personas que solicitan obtener la nacionalidad acogiéndose a ese derecho gracias a que sus abuelos fueron españoles es poder trasladarse posteriormente a España y obtener un empleo mejor remunerado del que pueden encontrar en sus países.
Pero ha sido precisamente desde la entrada en vigor de la nueva regulación cuando la crisis económica ha golpeado con mayor fuerza en España aumentado de manera exponencial las cifras de paro.

La Voz de Galicia
http://www.lavozdegalicia.es/galicia/2009/04/20/0003_7663426.htm

5 comentarios:

cebaz dijo...

Hola Daniel,

Gracias por seguir obrando en favor de nuestra comunidad.

A nivel general, estas cifras demuestran que el gobierno Español exageró en sus estimaciones y por lo tanto, que debe estar invirtiendo más recursos de los necesarios en procesar nuestras aplicaciones. De otro lado, las cifras advierten que el gobierno sigue monopolizando la información: ¿qué les cuesta compartir el origen de dichas solicitudes según anexo, edad, sexo? ¿cuáles son las principales dificultades que atravieza el sistema y los aplicantes? y ¿cómo podrían resolverse?

En cuanto la nota, me parece apresurado que se animen a afirmar que “La explicación más razonable” sea que España anda de crisis y por lo tanto, que cada vez menos descendientes se animan a presentar sus aplicaciones.

Digo esto porque podrían haber muchas explicaciones detrás del comportamiento de dichos números: desde una insuficiente e inadecuada campaña de comunicación hasta que el sistema no está a la altura de atender las necesidades de los aplicantes, en cuanto a los requisitos (cómo compilar la información necesaria para solicitar las partidas de nacimiento literal de la abuela, por ejemplo).

De otro lado, es esperable que después de los primeros meses la demanda caiga – salvo se relance la convocatoria, se simplifiquen los procedimientos o se reduzca el número de requerimientos.

Finalmente, las cifras también confirman la hipótesis de nuestro grupo: que muchos de nosotros queremos el pasaporte porque redondea nuestra identidad, no porque vamos a salir corriendo a España. Aún así, un aspecto más que contradice “su explicación más razonable” es que la crisis no sólo viene afectando a España sino al mundo entero y que valgan verdades, España la tiene mucho más fácil que nuestros países. Además, hay que tener en cuenta que con el pasaporte Español uno puede instalarse en cualquier país de la Unión Europea y del Area Económica Europea.

Recibe un fuerte abrazo,

cebaz

PD, Te aconsejo que en lo sucesivo, distingas claramente cuándo se trata de tus textos y cuándo de las opiniones de alguien más. En este caso, recién al final uno se percata que se tratea de un texto de La Voz de Galicia. Aún así, no dejas claro el día en que este pésimo texto fue publicado y cuál es su enlace por si uno desea mayor información.

Karen dijo...

Pues en mi opinion no es solamente la crisis lo que esta frenando las solicitudes. No todos los que se estan acogiendo a esta ley tienen intenciones de irse a vivir a España - muchos lo hacen por razones sentimentales y muchos otros, por aquello de "tener una carta guardada en la manga" que en un momento dado, les facilite entrar y salir de sus respectivos paises - sí, hay gente que no tiene libertad para entrar y salir de sus respectivos paises.

Lo que esta frenando las solicitudes de nacionalidad es la dificultad para obtener los documentos necesarios para hacerlo: los certificados de nacimiento de abuelos nacidos en España que no aparecen por motivos varios (porque el abuelo se cambio el nombre al salir de España, porque el pueblo esta mal escrito o porque sencillamente las parroquias y registros estan abrumados y no pueden con tantas peticiones); los certificados de ciudadania negativa que deben obtenerse en los paises a donde los abuelos fueron a residir (en Cuba por ejemplo La Direccion de Inmigracion y Extranjeria ha cesado la emision de estos documentos sin explicacion alguna); la burocracia que impide la obtencion de otros documentos necesarios... en fin. Parafraseando el refran: la necesidad de unos es la ganancia de otros - esta ley se ha convertido en negocio muy lucrativo para algunos gobiernos.
Saludos a todos!

Anónimo dijo...

A mi entender, creo que hay una exageración en la cantidad prevista(500.000 o 1.500.000 en algunos medios). Ello se debe porque es muy difícil hacer estimaciones sobre este fenómeno. Por último, la gran mayoría de nuevos españoles vendrá por el lado de los bisnietos menores de edad. En mi caso somos 5 nietos y 9 bisnietos que están en condiciones de hacer la solicitud. Saludos y gracias. Sebastián López.

Nalla dijo...

Realmente me parece una visión muy simplista del asunto la que publica La Voz de Galicia. En qué se supone que basaron esa hipótesis???

Yo particularmente no adquirí la nacionalidad española para salir volando a buscarme un trabajo allá, estoy bien aquí y en todo caso tengo planes de viajar a España pero a cursar estudios (y pues claro, a conocer mis raíces).

Por otro lado, como dice cebaz era de esperarse que con el transcurso de los meses fuese descendiendo en número de solicitudes. No me parece que ese indicador tenga relación alguna con la crisis mundial, más bien pienso que el grueso de los que tenemos años esperando por obtener la nacionalidad ya teníamos todo requete listo (gracias por supuesto a las orientaciones de HyNE) y como buenos fiebruos pedimos la cita apenas activaron e introdujimos los documentos los primeros meses... los que faltan por introducirlos serán los que tengan los documentos incompletos o los que se hayan enterado recientemente de la LMH.

Saludos desde venezuela
Nancy LLona

Anónimo dijo...

Coincido con el comentario Karen y Anonimo, en el caso de mi familia somos 4 nietos que estamos muy bien en Argentina y no se nos pasa por la cabeza emigrar, nuestro deseo fue recuperar nuestra identidad Espaniola y pasarsela a nuestros 15 hijos por identidad y por mas oportunidades para ellos.

Saludos
Kuquito